{{ search_data.i | date:'d MMM' }} - {{ search_data.o | date:'d MMM' }} {{ search_data.h.adl }} Adultos {{ search_data.h.chl }} Niños
Modificar
loader
Entrada

{{searcher.dti.date | date:'dd/MM/yyyy'}}

Salida

{{searcher.dto.date | date:'dd/MM/yyyy'}}

-
Habitaciones
+
Habitación {{$index+1}}
-
Adultos
+
-
Niños
+
Edades niños
-
años
+
Buscar
Habana Riviera
La Habana - Paseo No1 e/ 1ra y Malecón, Vedado
Piscina Exterior (abierta en verano)
Ubicación
loader
Estamos buscando disponibilidad en este hotel
loader
Seguimos buscando más disponibilidad en este hotel
{{ tticket.str }}
desde
{{ tticket.avail[0].minprice / 100 | floor }}€
{{ troom.str }}
{{ tmeal.str }}
{{ toption.pckStr }}
NR
Precio total
{{ toption.pvp / 100| floor}}€
Reservar
{{ tabmeal.str }}
{{ toption.mpCode }}
{{ toption.pckStr }}
NR
Precio total
{{ toption.pvp / 100| floor}}€
Reservar
Servicios
Es probable que ningún otro hotel en La Habana conserve, tan estupendamente como este, el swing y el sabor de los 50. El Hotel Habana Riviera fue inaugurado en diciembre de 1957 con una presentación de Ginger Rogers en el legendario salón Copa Room. Su construcción estuvo a cargo del gánster Meyer Lansky, quien abandonó Cuba en apuros dos años después de terminado el edificio. Así se desvanecieron sus sueños y las lucrativas operaciones que planeaba realizar con el casino del hotel. Con la misma rapidez desaparecieron los vestigios de la mafia y los juegos de azar en el Riviera. No obstante, el vestíbulo aún refleja elementos típicos de la época; entre ellos, sus chaiseslounges de color azul real, combinados con los butacones rojos y un hermoso piso de mármol. Estatuas de este mismo mater [...] Es probable que ningún otro hotel en La Habana conserve, tan estupendamente como este, el swing y el sabor de los 50. El Hotel Habana Riviera fue inaugurado en diciembre de 1957 con una presentación de Ginger Rogers en el legendario salón Copa Room. Su construcción estuvo a cargo del gánster Meyer Lansky, quien abandonó Cuba en apuros dos años después de terminado el edificio. Así se desvanecieron sus sueños y las lucrativas operaciones que planeaba realizar con el casino del hotel. Con la misma rapidez desaparecieron los vestigios de la mafia y los juegos de azar en el Riviera. No obstante, el vestíbulo aún refleja elementos típicos de la época; entre ellos, sus chaiseslounges de color azul real, combinados con los butacones rojos y un hermoso piso de mármol. Estatuas de este mismo material y de bronce, creadas por prominentes escultores cubanos, todavía decoran el lobby. De vuelta al presente, en el Salón Internacional del lobby siempre hay visitantes y huéspedes que conversan animadamente mientras algún joven cubano practica llamativos pasillos de salsa. Cerca de allí, el lobby bar, la cafetería junto a la piscina y el elegante restaurante L'Aiglon continúan irradiando la genuina atmósfera de los años 50, cuando los largos vestidos de noche y los esmóquines eran de rigor. En aquel momento, este era el mejor lugar de La Habana para organizar una cena o tomar algo con las personas a quienes se deseaba impresionar. Además, fue uno de los hoteles de luna de miel más populares de la ciudad.
Ver menos Ver más
Ubicación